VIEWS

Año: 2014

Cabecera VIEWS

VIEWS

De Poe escribió Benjamin que su incomodidad con la sociedad le hizo buscar la multitud para ocultarse; y difuminar a propósito la diferencia entre el flâneur y el asocial, pues un hombre se hace más sospechoso entre la masa cuanto más difícil es dar con él. Leto, como Poe, es un hombre de multitudes. Una posición que elige no para ocultarse sino para vivir en directo aquello que ve. “La cosa más política que puedo hacer es interpretar la vida de la gente, incluida la mía, de modo tal que provoque interés, empatía, cuestionamientos o incluso antipatías por lo que están viendo, pero que, de alguna manera, los comprometa a mirar la vida como se vive realmente y a reaccionar ante ello”.

Cito a David Shields, concretamente el punto nº 144 de la letra e, que atiende a la realidad, en su ensayo Hambre de realidad. Un manifiesto, convencida de que Yann Leto suscribiría su opinión. Y aunque no las conocía, Leto parece seguir en su pintura al pie de la letra algunas de las Instrucciones para pintar la gran ciudad que Ludwig Meider publicó en 1914: la primera tarea era “aprender a ver, de un modo más intenso y correcto que nuestros predecesores” y la segunda, pintar “la vida en plenitud: el espacio, la claridad, la oscuridad, lo pesado, lo ligero y el movimiento de las cosas”.

En definitiva “penetrar más profundamente en la realidad”. Para concluir: “¡Pintemos lo que está cerca de nosotros, nuestro mundo urbano…!”. En los cuadros de Yann Leto todo es teatral y dramatizado y ambiguo. Sale a la calle y de regreso al taller, casi tan grande como el de Picasso en la rue des Grands-Augustins, donde dio luz al Guernica, pinta los estallidos de quienes se manifiestan contra un espacio político autoprotegido por un sofisticado complejo sistema de control social e individual, al que se enfrentan con el griterío y la agitación febril y desbordada de sus acciones y gestos; todo se precipita en el más desquiciado de los delirios. “Como necesito la autenticidad y al mismo tiempo adoro el artificio, sé que todos los momentos son momentos: montados, teatrales, formados y tematizados”. De nuevo Shields, punto nº 2 de la letra a, obertura de su Manifiesto.

La vida brota en y de los cuadros de Leto, también de las diez imágenes que configuran la serie Views, pintadas a partir de vídeos virales fake. Leto se asoma, en esta ocasión, a la pantalla del ordenador, y se suma a la multitud interconectada; una multitud que, aclara Juan Martín Prada, nada tiene que ver ya con los conceptos de “masa” o “pueblo” sino que ha de considerarse “como la garantía de resistencia más eficaz y prometedora ante los intentos de unificación indiferenciadora y coercitiva y de destrucción de la singularidad que siempre han pretendido los medios masivos de comunicación tradicionales”. Así entendida, la multiplicidad es una infinita multiplicidad de singularidades activas que, defiende el autor, podría ser definida, en relación a sus potenciales más emancipatorios y creativos, como productora de una estética no sobre la vida sino de la vida. Yann Leto, usuario activo de la multitud interconectada, decide utilizar los vídeos como asunto de su pintura, y al hacerlo aborda los fundamentos y diferencias respecto a las obras realizadas por autores profesionales o aficionados para YouTube, además de atender a lo que Baudrillard calificó de espectáculo de la banalidad, para volverla del revés y contagiarse de la grotesca banalidad de la vida que tanto interesó a Beckman.

Diez vistas. Algunas de contenido político y otras meros engaños con más o menos gracia. Muchos usuarios creyeron los embustes; no está claro que salieran más incrédulos. Leto las pinta con el propósito, quizás, de devolverles su naturaleza ficticia. Aunque si hacemos caso a Enrique Vila-Matas: “Lo que uno imagina es tan real como la vida, pues forma parte de ella”.

Chus Tudelilla

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información. ACEPTAR